viernes, 23 de agosto de 2013

Día 23 de Agosto. De Kampong Thom de nuevo a Siem Reap

Fuera de las ciudades más turísticas resulta más complicado entenderse ya que o no hablan absolutamente nada de inglés o el que tienen resulta de difícil comprensión, al menos para mí que no lo domino. Lo cierto es que ha venido un tipo a recogernos con motos y la recepcionistas nos ha dicho que "podíamos irnos con ellos" que es lo que hemos hecho. Nos han dejado en un restaurante-estación de autobuses donde hemos esperado una hora que hemos aprovechado para seguir contándonos nuestras experiencias, siempre excepcionales, en Camboya.

Desde el asiento de atrás de la moto, saliendo del hotel.
Como hoy no hay prisa había reservado un bus para Siem Reap a las 10,30 en el hotel (6 USD) A las 10 que era la hora teórica en la que debían recogernos he coincidido en la recepción con una parejas de catalanes muy majos que tenían mi mismo destino y con los que he viajado y compartido tuk tuk a nuestra llegada a Siem Reap.

Hay que destacar que sí no te venden asiento numerado, que es lo que suelo comprar, te puede ocurrir lo que nos ha pasado a esta pareja y a mi, ya que te venden un billete que al parecer  puede ser utilizado en cualquier compañía, la primera que te recoge. En las ciudades que están a mitad de un trayecto importante como es este caso o el de Pursat es más complicado conseguir una reserva ya que lo hacen todo a mano y no hay ningún control de como van los autobuses,  que por otra parte, cargan y descargan gente de forma relativamente usual.

Para añadir a la colección 
La verdad es que también ha dado para un par de anécdotas graciosas. La primera es que una vez sentados en el único autobús que había  y con las mochilas de mis compañeros de viaje en el maletero, afortunadamente un empleado que hablaba inglés nos ha preguntado si íbamos a Phnom Penh y nos ha dado tiempo a bajar y esperar el de Siem Reap. Tampoco es que hubiera pasado nada grave, nada más salir de la ciudad nos habríamos dado cuenta que íbamos en dirección contraria, pero habría sido un pequeño trastorno.

A las 11,30 ha llegado un autobús y éste iba Siem Reap y procedía de la capital,  pero como no tenía plazas nos han ofrecido ir en el pasillo y como deben ser unas dos horas y media hemos dicho que si. Lo que ha resultado muy gracioso es que cuando han abierto el maletero el ayudante del autobús ha recibido el picotazo de una gallina que estaba dentro en una cesta y se ha dado un buen susto.

Lo que está en la cesta, junto a las mochilas de mis acompañantes es una gallina, por supuesto, viva.

Los compañeros de trayecto sentados en las banquetas de plástico en medio del pasillo
Y yo detrás
Afortunadamente cuando llevábamos una hora ha empezado a bajar gente y hemos podido sentarnos cómodamente. el resto del viaje sin novedad, viendo a ratos el programa de la tele que  es seguido atentamente por el resto de pasaje camboyano y que les resulta muy gracioso por lo que es habitual escuchar muchas carcajadas en el trayecto.

video

Finalmente y tan sólo de dos horas de viaje hemos llegado a Siem Reap, cierto que a una estación que está a unos 5 kilómetros del centro y es que cada compañía en Camboya tiene su estación, no es como en el resto de países del entorno. 

Como no había desayuno occidental en el hotel esta mañana y sólo he tomado un café he ido a uno de mis sitios favoritos a tomar unos nachos y un par de cervezas para aguantar hasta la última cena en Camboya.

Restaurante Viva México
Los nachos no estaban nada mal
Esta trompa de agua ha caído durante aproximadamente un minuto para luego salir de nuevo el sol. Es lo que tiene el Monzón
Es esta imagen se observa el Antiguo Mercado al fondo.
Esta tarde tocaba no hacer nada especial así que me he dedicado a comprar más especias para la increíble cena camboyana que prepararé a mi llegada y café del país con el que preparar los famosos cafés con hielo y leche condensada, aunque también he comprado azúcar de Palma que imagino que habré probado aquí pero no lo se seguro, todo ello en el Antiguo Mercado y luego unas cabezas de Buda para mi colección, aunque son de piedra y pesan bastante aunque no son muy grandes, igual tengo que llevarlas en la pequeña mochila a la espalda durante el vuelo de vuelta.

Aquí he comprado el café y las especias 
Aquí no he comprado, pero me ha llamado la atención la presentación de los pollos, aunque la foto no ha salido muy bien.
Cruzar la calle en Camboya es fácil y cómodo, tan sólo tienes que cruzar y no tirarte encima de nadie, nadie pita, nadie suelta exabruptos. Todos viven tranquilos. Os pongo un vídeo cuando salía de la calle del Mercado Nocturno (que abre sobre las 5, por eso aún es de día). Hay al menos 5 Mercados Nocturnos en unos 700 metros. A mi el que más me ha gustado es el que se denomina "original".

video

Luego una cervecita  en un curioso y famoso local de Pub Street donde "promueven el consumo irresponsable del alcohol desde 1998" que por la noche está a reventar.


Finalmente he cenado una última comida khmer en un restaurante en Pub Street con la música a tope y en un ambiente extraordinario. 

video

Obviamente se ha vuelto a ir la luz durante unos 5 minutos a las 10 de la noche y es que parece coincidir con la puesta en marcha de los equipos de sonido a tope. Yo me estaba dando entonces un masaje de pies en la calle, la masajista ha seguido torciéndome los dedos y luego otra compañera ha encendido una linterna. Lo tienen asumido. Pero repito, que hasta ahora, los tres apagones nunca han durado más de 5 ó 10 minutos.

La pareja catalana me comentó esta mañana que a ellos les paso una vez en Phnom Penh, a mi sólo me ha pasado en esta ciudad.

Voy a intentar organizar la mochila a ver si me cabe todo, escribir el post y a dormir que mañana por la mañana salgo para Bangkok.

3 comentarios:

  1. Holaaa niño!! Al final tanto sacar las banquetas del bus te ha tocado probarlas, jajaja. Coger autobuses por esos lugares es una aventura, entre la decoración, las banquetas y las gallinas parece el equivalente a rayanair. Buen viaje!!!! Besitos

    ResponderEliminar
  2. ESTER. Hola Enrique. hoy ha sido un día más tranquilo, de desplazamiento en BUS y sus anécdotas. Has comprado provisiones . . . Y me - te pregunto, como te sientes cuando este fabuloso viaje de aventura está tocando a su fin. Todo lo que has vivido, la experiencias adquiridas, odiseas y tantas cosas que nos has ido contando y plasmando en imágenes, videos. Nos has permitido viajar contigo. GRACIAS
    BUEN VIAJE PARA MAÑANA SÁBADO.
    PD.- Ayer fui a la ofi, y di tu recado. está ok y me dijo que te ha leido pero que no te ha escrito comentario.

    ResponderEliminar
  3. TU HERMANO RAFA DESDE SU MÓVIL24 de agosto de 2013, 6:44

    Hola hermanito, no hay nada como viajar para adquirir cultura. Gracias a ti ya se de donde viene la expresión que utilizamos aquí de "que te la pique un pollo". Ya sabes cuando vayas en autobús procura llevar además de la banqueta, un equipaje de jugador de futbol americano, por si en vez de un pollo un día te encuentres un avestruz. Un besotr.......sigue así

    ResponderEliminar